Nuestra historia es simple:

A mediados de la década de 1980 comenzamos a fabricar vehículos industriales altamente personalizables y la producción no dejaba de crecer independientemente de su grado de complejidad. Los clientes los adoraban y, como dice el dicho, el resto es historia.

El logotipo de un buey almizclero simboliza la fuerza y robustez de nuestros vehículos.

Nuestro símbolo