ASEGURAR UNA ENTREGA DE PIEZAS MÁS OPTIMIZADA

Whirlpool Corporation es un fabricante de electrodomésticos mundialmente conocido. Emplea a más de 100 000 personas en 70 centros de fabricación y tecnológicos en todo el mundo.

Su planta de Marion, Ohio, buscaba vías de optimizar la entrega de piezas en cantidades que la línea de ensamblaje pudiera manejar más fácilmente. Inspirados en los procesos de fabricación optimizada de las plantas automotrices, ellos querían eliminar al máximo posible el uso de montacargas y comenzar a utilizar en su lugar remolcadores (tractores de remolque) para la entrega de piezas y envases de pequeño tamaño desde sus supermercados de piezas hasta la línea de ensamblaje por el sistema Kanban. Al hacerlo, esperaban aumentar la eficiencia, reducir los costos y mejorar la seguridad de los trabajadores.

Un remolcador Motrec adaptado para la tarea

Whirlpool rápidamente se concentró en el Motrec MT-290. Ellos optaron por este remolcador de cuatro ruedas de uso sentado en lugar del modelo de tres ruedas de uso de pie, porque es más estable y amortigua mejor las vibraciones del suelo irregular de la planta.

Los carros tirados por los remolcadores se adaptaron para cada aplicación con plataformas giratorias de 360 grados, parte superior corrediza, mecanismos de elevación y empuñaduras especiales para un flujo más rápido de los materiales.

MONTACARGAS INNECESARIOS

Los nuevos remolcadores Motrec pueden transportar seis o siete paletas a la vez y pueden tirar de múltiples carros, lo cual aumenta notablemente la frecuencia de entrega a la línea de ensamblaje así como el número de piezas entregadas por hora. Ahora Whirlpool entrega piezas en pequeñas cantidades con más frecuencia, lo cual ha reducido significativamente su inventario de piezas de uso frecuente.

El aumento de la productividad es solo el comienzo

Como los remolcadores son más estrechos que los montacargas tradicionales, la planta pudo reducir el ancho de los pasillos, lo cual permitió reducir el espacio de suelo ocupado en el área de ensamblaje. El diseño ergonómico y la facilidad de uso del vehículo han permitido también mejorar la seguridad y el confort de los operarios. Ahora el mantenimiento es fácil y menos frecuente.

En la planta aprecian también el hecho de que los vehículos de 110 voltios pueden cargarse oportunamente en cualquier tomacorriente durante las pausas y el horario de almuerzo. Esto elimina la necesidad de un sistema exclusivo para la carga de baterías y reduce los tiempos de inactividad de la entrega.

Un pequeño cambio y muchos beneficios a largo plazo

Con su flota de camiones de remolque Motrec, Whirlpool pudo obtener los múltiples beneficios que esperaba con la sustitución de su sistema de entrega tradicional con montacargas. La planta ha mejorado la seguridad y ha multiplicado varias veces la productividad, al tiempo que ha reducido drásticamente los costos asociados con el uso de los montacargas tradicionales.

¿Es rentable sustituir sus montacargas?
Comuníquese con nosotros para ayudarlo a evaluar sus beneficios potenciales.

Solicitar información